Preparación para la Muerte de Si Mismo

$160.00

 

 

Categoría:

Los aztecas creían que la mansión de los muertos pertenecen a la Tierra y que el alma inmortal va a una vida futura al lado de los dioses llena de delicias. También asignaban tres lugares para el descanso de las ánimas, donde gozan de premios o recompensas. Con base a este principio los sabios Náhuatl señalaban que la vida en Tlatipac (sobre la tierra) es transitoria, al fin todo es cambiante, todo habrá de desaparecer. Sólo perdura la obra, lo negro y lo rojo; el saber de los hombres.